COCHES
Novedad

El Audi A1 saca genio

  • La carrocería crece hasta los 4,03 metros de largo
  • Equipa instrumentación digital de serie
  • La oferta incluye motores desde 95 CV hasta los 200 CV

A pesar de nuevos coletazos del ‘dieselgate’, como fabricante, Audi no para. Listo el reemplazo de los A6, A7 y A8 y desvelado uno de sus mayores secretos, el Q8, ahora la marca de los cuatro aros pone su atención en formatos mucho más mundanos para renovar su A1. El coche que ocupa el primer capítulo de su extenso muestrario de modelos revoluciona por completo su línea en esta segunda generación que sucede a la que se lanzó hace ya ocho años.

Aunque reconocible, el nuevo A1 se deja llevar por unos aires más deportivos y masculinos. Y no hablamos sólo de la nueva parrilla más baja y ancha o de las nuevas ópticas; también, de las tres hendiduras horizontales que hay bajo el borde del capó. Un guiño que sólo los verdaderos fanáticos de Audi habrán captado a la primera y que homenajea al Sport quattro de 1984. También hay reminiscencias ‘ochenteras’ (Ur-quattro) en el lateral, cuyo centro de impacto visual es el gran pilar C trasero inclinado. Todo ello se produce sobre una carrocería que crece hasta los 4,03 metros de largo (+56 mm), mientras su anchura de 1,74 metros permanece prácticamente intacta.

El lateral adquiere mucha más fuerza mediante una sucesión de líneas que le dan volumen y el característico perfil en cuña. La gráfica que dibuja la iluminación LED opcional se inspira en los hidrodeslizadores. Como todos los últimos lanzamientos de Audi, el A1 se hace con iluminación secuencial, especialmente en la espalda, cuyo patrón lumínico lo diferenciará del resto de sus congéneres en ese segmento subcompacto premium.

El A1 redobla su apuesta pos la personalización con un techo de contraste disponible en dos tonos oscuros y que llega hasta las orillas de ese pilar C. En versiones con acabados bitono, el color de contraste también se aplica en las carcasas de los retrovisores exteriores, el labio del spoiler frontal y las taloneras laterales.

Como es norma en la casa alemana, se puede intensificar esa deportividad latente mediante el equipamiento S line que trae consigo tomas de aire más grandes, taloneras acentuadas y un alerón de techo sobredimensionado. Además, habrá una versión de carrocería con aires todocamino que la marca no ha desvelado todavía. Esta que les mostramos en Motorenlínea.es corresponde a la variante Sportback.

Es difícil decir dónde el salto generacional es más patente, si en el exterior o en el interior. En cabina, Audi ha querido hacer el A1 “más emotivo y personalizable” y en ella brillan con luz propia los difusores del sistema de climatización y la limpieza que aporta al puesto de conducción el display MMI touch opcional. También hereda de lo más noble de la gama Audi la posibilidad de incorporar un paquete de iluminación ambiental con hasta 30 tonos seleccionables.

El fabricante alemán también subraya la mayor amplitud del interior tanto en la primera como en la segunda fila de asientos. En este mismo sentido, el maletero amplía su capacidad hasta los 335 litros y su borde de carga de 67 cm hace más llevadera la operación de meter o sacar bultos de él.

La instrumentación, siguiendo la estela de sus últimos lanzamientos, es digital y en combinación con el volante multifunción permite desplegar parte del peso de la información en el campo visual del conductor, desde la navegación hasta algunos de los grafismos relacionados con los sistemas de asistencia a la conducción.

El resto  de la responsabilidad de los sistemas de infoentretenimiento descansa sobre una pantalla táctil de 10,1 pulgadas integrada en el panel principal que además dispone de control por voz para facilitar la interconexión con el usuario.

El sistema, denominado MMI Navegación plus y asociado a la configuración superior, acoge a su vez los servicios de cooperación de la plataforma Audi connect, permite total integración del smartphone, y cuenta a su vez con dos interfaces USB así como la opción del Audi phone box, para una mayor calidad de recepción, y posibilidad de recarga del móvil por inducción.

La música corre a cargo de un escalado de opciones que van desde un sintonizador de audio digital hasta un sistema de sonido premium con la firma de los especialistas de Bang & Olufsen con 11 altavoces y 560 vatios.

Audi no hace concesiones cuando se trata de anteponer la premisa de la democratización cuando se trata de implementar la última tecnología en materia de seguridad. El A1 Sportback es un buen ejemplo y soluciones como la capacidad de preservar la distancia con el vehículo precedente, mantener el carril a velocidades superiores a 65 km/h o limitar la velocidad para no superar los límites de la vía por la que circula ya no son una opción.

También son de serie el Audi pre sense front, lo que comúnmente conocemos como asistente automático de frenada de emergencia con detección de peatones, así como el asistente de velocidad adaptativo que en combinación con el cambio automático S-tronic supone un primer acercamiento a los procesos de la conducción pilotada. Además se ofrecen varios sistemas para solucionar las maniobras de aparcamiento tanto en paralelo como en batería.

Acompañando al lanzamiento del nuevo A1 Sportbak, Audi concreta una serie de motorizaciones, todas gasolina, con la eficacia como estandarte con potencias que van desde los 95 hasta los 200 CV. La sobrealimentación por turbocompresor, la inyección directa y el filtro de partículas son rasgos comunes en todos ellos.

 

Autor
Redacción
Etiquetas
No hay etiquetas asociadas
Comentarios

Comente:
Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios serán revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente.

Publicaciones y blogs

MotorEnLinea.es emplea cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación en nuestra página web y para realizar mediciones estadísticas. Si está de acuerdo con su uso siga adelante con su visita. En nuestra política de cookies puede obtener más información.
ACEPTAR