COCHES
Novedad

Honda CR-V, rearmado de pies a cabeza

  • Su construcción parte de un chasis de nueva factura
  • Alto rendimiento y un ahorro de combustible líder en su clase

Honda ha puesto todo su empeño para que la nueva generación  del CR-V se convierta en lo que los clientes realmente quieren y necesitan de un SUV de su clase. Para el fabricante japonés ha sido todo un reto, no en vano se trata del modelo de la marca que mejor acogida tiene entre el público europeo y ello supone una responsabilidad añadida. Se trata, por tanto, de subir el listón pero sin grandes rupturas con su herencia, afinando ciertos aspectos  para potenciar su éxito.

Para ello, los responsables de la firma nipona han partido de un chasis de nueva factura. Una de las premisas principales era mejorar la experiencia de conducción y el confort de marcha sin renunciar a otras virtudes relacionadas con su condición de todo terreno. A partir de ahí se construye una carrocería  con un diseño que gana en presencia sobre la carretera gracias a unos pasos de rueda más anchos. Los parachoques delantero y trasero esculpidos también contribuyen a enfatizar la imagen de esta nueva generación que crece 35 mm a lo ancho y aumenta la distancia entre ejes en 30 mm sin variar a penas su longitud.

Ello le permite poner buena parte del énfasis en el interior creando un habitáculo más espacioso acentuado por su anchura y amplitud. Sobre el salpicadero descansan dos pantallas de siete pulgadas. Una corresponde al panel de instrumentos y otra al display principal. Los controles se han racionalizado de tal manera que estos se limitan a un grupo de mandos situado debajo de la pantalla táctil central con los que se domina el climatizador.

Llama la atención soluciones como los tres modos de uso de la nueva consola central, la gestión que se ha realizado sobre la reducción del ruido y las vibraciones pero sobre todo, la posibilidad de contar por primera vez con un habitáculo de siete plazas. La utilización de la nueva plataforma también beneficia la capacidad de carga. El aumento del ancho en 160 mm y la longitud de carga máxima de 1.830 mm (en configuración de cinco plazas) y 1.800 mm (con siete asientos) lo sitúan entre los modelos más versátiles y prácticos de su categoría. A ello hay que añadir la opción del portón trasero eléctrico, un aspecto irrenunciable para ganar en comodidad a la hora de acceder al maletero.

El nuevo CR-V también es ahora más seguro que nunca. Ofrece más rigidez y resistencia además de una menor intrusión en caso de colisión. A todo ello hay que sumar un amplísimo paquete de de ayudas a la conducción englobadas bajo la denominación sistema Honda Sensing. Este incluye sistema de prevención y mitigación de impactos, avisador de colisión frontal, avisador de cambio involuntario de carril, alerta de aviso de salida de carril así como sistema de prevención de cambio involuntario de carril. A su vez dispone de sistema de reconocimiento de señales, de control de crucero adaptativo inteligente, sistema de ángulos muertos, sistema de alerta de tráfico cruzado y cámara de visión trasera. Otros sistemas que se incluyen de serie son el sistema de estabilidad y tracción del vehículo que mejora la capacidad de control cuando el vehículo está acelerando, frenando y girando, y sistema de monitorización de la presión de los neumáticos.

En la presentación celebrada hace pocas fechas en Europa, Honda ha puesto especial énfasis en dar a conocer las virtudes del motor gasolina VTEC Turbo de 1.5 litros que proporciona un alto rendimiento y un ahorro de combustible líder en su clase. Este motor irá asociado a una transmisión manual de seis velocidades (173 CV) o a una transmisión automática CVT (193 CV) adaptada para ofrecer una respuesta más lineal. Dentro del paquete dinámico se encuentra también el All-Wheel-Drive, un sistema que mejora el comportamiento en curvas y pistas no asfaltadas.

En el apartado de motorizaciones y con vistas a los primeros meses de 2019, Honda lanzará la versión híbrida. Este se basa en el sistema i-MMD (Intelligent Multi-Mode Drive) compuesto por un motor 2 litros de gasolina de ciclo Atkinson i-VTEC de cuatro cilindros y un generador eléctrico independiente. Este determina el modo de funcionamiento más eficaz combinando ambos motores sin que el conductor tenga que ajustar los tres modos de propulsión existentes -EV Drive, Hybrid Drive y Engine Drive-.

Las primeras unidades del nuevo Honda CR-V de Honda equipado con el motor de gasolina VTEC Turbo de 1.5 litros llegarán al mercado europeo durante el otoño de 2018.

 

Autor
Redacción
Etiquetas
No hay etiquetas asociadas
Comentarios

Comente:
Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios serán revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente.

Publicaciones y blogs

MotorEnLinea.es emplea cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación en nuestra página web y para realizar mediciones estadísticas. Si está de acuerdo con su uso siga adelante con su visita. En nuestra política de cookies puede obtener más información.
ACEPTAR