COCHES
Novedad

Mercedes-Benz Clase C, en el nombre del progreso

  • Mercedes-Benz ofrece como opción los faros Digital Light
  • La pantalla principal adopta una orientación vertical modo tablet
  • Todos los motores están asociados al cambio 9G-Tronic

Era obvio que si Mercedes-Benz tenía que escoger un modelo para representar uno de sus principales objetivos a corto plazo ese era el Clase C. Cómo, pues sencillamente convirtiendo a su nueva generación, la quinta, en la primera serie de turismos completamente electrificada mediante la adopción de variantes exclusivamente con sistema híbrido leve e híbridas enchufables. La renovación, en cualquier caso,  de uno de los modelos de su catálogo con mayor éxito de ventas trae aparejado otras novedades en el plano técnico como la dirección en el eje trasero e importantes avances en digitalización.

Visualmente las proporciones cambian respecto a la edición anterior. Ahora combina un corto voladizo delantero con una larga batalla para dinamizar su silueta. Este aspecto se subraya con la introducción de un nuevo capó con resaltes longitudinales y la posición más retrasada del parabrisas y el habitáculo. Con el mismo objetivo, la carrocería prescinde del exceso de aristas para darle una forma más escultural permitiendo así otorgarle prevalencia a la línea de cintura. En la vista lateral del Estate (familiar), el trazo del techo y la luneta trasera inclinada siguen el mismo patrón dinámico de la berlina, sin que ello influya en la funcionalidad.

Otros atributos son un mayor ancho de vías, nuevos dibujos de llanta con medidas entre 17 y 19 pulgadas y la presencia en todas las versiones de la estrella situada en la calandra del radiador aunque con variaciones en la trama y los acabados dependiendo de la variante escogida. En la zaga los grupos ópticos están formados por primera vez de dos piezas dividiendo las funciones de iluminación entre los flancos y la tapa del maletero.

Los faros anteriores, por su parte, incorporan de serie faros LED Hight Performance aunque para mayor definición Mercedes-Benz ofrece los faros Digital Light, herencia directa de la Clase S, en los que se incluye la proyección sobre la carretera de líneas auxiliares, símbolos de aviso y animaciones de personas o animales detectados en la calzada.

EN EL INTERIOR

La longitud de la nueva Clase C crece en 6,5 cm mientras en el resto de cotas la variación es mínima. Este estiramiento tiene especial incidencia en la distancia entre ejes y por tanto en un aumento de la habitabilidad a bordo tanto en las plazas delanteras como traseras donde también crece la altura hasta el techo en 13 mm (11 mm en el caso de la versión Estate).

Delante, además de una mayor disponibilidad espacio se despliega ante el conductor todo un espacio digitalizado formado por el tablero de instrumentos y la pantalla central orientada ligeramente hacia su posición.

El primero de los dispositivos está disponible en dos tamaños a elegir -10,25 pulgadas y 12,3 pulgadas- y cuenta con tres configuraciones de visualizado –discreto, deportivo y clásico- y tres modos –navegación, asistencia y servicio-, estilos que comparte con el display principal. Ésta a su vez cambia su orientación para adoptar un formato de ‘tablet’ vertical, de serie de 9,5 pulgadas y opcionalmente con un tamaño aumentado hasta las 11,9 pulgadas. En combinación con las líneas de equipamiento, equipa de serie iluminación de ambiente con cables de fibra óptica.

Detrás de todo este entramado se encuentra la generación más reciente del sistema de infoentretenimiento MBUX en el que se ha ampliado la capacidad de diálogo y de aprendizaje del asistente de voz ‘Hey Mercedes’ mediante los servicios online de la app de Mercedes. Del mismo modo y a través de la función Smart Home el Clase C se puede convertir en una central operativa remota para un domicilio con características domóticas.

Otras funcionalidades son el servicio Online Music de música en streaming y servicios de video de realidad aumentada para explorar el entorno delante del vehículo. Como equipo opcional puede encargarse un Head-up-Display a todo color capaz de proyectar una imagen virtual en formato de 23 x 8 cm por delante del conductor, que la aprecia como si estuviera suspendida por encima del capó, a una distancia aproximada de 4,5 m.

Por debajo del visualizador central, en una posición ergonómica, se encuentra el escáner de huella dactilar para que los usuarios pueden identificarse ante MBUX de forma segura al tiempo que protege los ajustes personales.

MOTORES

La gama de mecánica está exclusivamente formada por motores de cuatro cilindros y tanto los diésel como los de gasolina cuentan con la asistencia de un alternador arrancador (ISG) y sistema eléctrico de 48 voltios convirtiéndolos en modelos híbridos parciales. Todos están asociados al cambio 9G-Tronic para integrar la función del ISG.

En concreto, en diésel la oferta contempla dos variantes, el C 220 d con 200 CV y el C 300 d con 265 CV. En gasolina las opciones son C 180 (170 CV), C 200 (204 CV) y C 300 (258 CV), los dos últimos también disponibles con tracción 4MATIC.

Posteriormente al momento de su lanzamiento se introducirán modelos híbridos enchufables cuya característica común serán una potencia de propulsión eléctrica de 95 kW (129 CV) y una autonomía solo eléctrica de unos 100 kilómetros ampliando las posibilidades de que el usuario pueda realizar sus desplazamientos habituales sin apenas arrancar el motor de combustión.

Esta cuarta generación de híbridos enchufables incorpora una nueva batería con una capacidad de 25,4 kWh y con el cargador de corriente continua opcional de 55 kW es posible contar con una carga completa en unos 30 minutos. Para la carga en la red doméstica la marca suministra un cargador de 11 kW para conectar a un wallbox trifásico.

Además y gracias a la recuperación el vehículo recupera energía al decelerar o en bajadas, o de forma directa seleccionando uno de los tres niveles disponibles a través de las levas situadas detrás del volante. Esto es posible en todos los programas de conducción, con excepción del modo Sport. En el programa D el usuario puede conducir utilizando únicamente el pedal del acelerador que hace las veces de retenedor cuando se levanta el pie del pedal. Dos programas adicionales –Battery Hold y Electric- permiten aprovechar las posibilidades de la propulsión eléctrica enchufable.

Para gana en agilidad el nuevo Clase C adopta los beneficios del eje direccional en las ruedas traseras. A una velocidad inferior a los 60 km/h las ruedas giran en sentido opuesto a las delanteras acortando el diámetro de giro. A partir de ahí lo hacen en la misma dirección beneficiando la estabilidad y la seguridad a altas velocidades.

A su vez, un paquete actualizado de asistencia a la conducción aporta soluciones adicionales que facilitan la tarea al conductor.

 

Autor
Redacción
Etiquetas
No hay etiquetas asociadas
Comentarios

Comente:
Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios serán revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente.

Publicaciones y blogs

MotorEnLinea.es emplea cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación en nuestra página web y para realizar mediciones estadísticas. Si está de acuerdo con su uso siga adelante con su visita. En nuestra política de cookies puede obtener más información.
ACEPTAR