COCHES
Novedad

Nuevo Mégane E-TECH, menudo cambio

  • La longitud total es de 4,21 metros
  • Ecosistema digital de nuevo desarrollo de nombre OpenR
  • Ofrece dos niveles de potencia y dos conjuntos de baterías

Renault afronta una de los periodos más importantes como aspirante a protagonizar la nueva era de la electrificación. La experiencia acumulada durante más de una década como actor destacado en esta carrera toma en este momento mayor relevancia con la llegada del nuevo Mégane E-TECH Eléctrico, el primer integrante de una familia nacida bajo el signo del plan “Renaulution”.

La elección de uno de los principales bastiones de su gama actual no es casualidad. Construido sobre la plataforma CMF-EV, común a todos los nuevos modelos eléctricos de la Alianza, el otrora compacto ahora se transforma para adoptar las proporciones de un SUV, con un diseño absolutamente novedoso en el que se interpretan en clave avanzada conceptos como los de habitabilidad, sostenibilidad e interactividad.

Aún así, muestra algunos indicios relativos a su herencia, uno de ellos son sus dimensiones. El nuevo Mégane E-TECH Eléctrico conserva su tamaño compacto. La longitud total es de 4,21 metros, mientras la anchura y la altura se sitúan en 1,78 m y 1,50 metros, respectivamente. No ocurre lo mismo con la batalla que se alarga hasta los 2,70 metros lo que unido al menor tamaño de los componentes del conjunto propulsor eléctrico, permite un acondicionamiento a bordo inédito.

La eficiencia condiciona en cierta medida su diseño exterior donde se expone por primera el nuevo logotipo de Renault. La deriva de estilo hacia el universo de los crossover de corte cupé se refleja en la línea de caída del techo y la altura moderada de la carrocería. Su singular arquitectura se combina con elementos alusivos a su nuevo posicionamiento como los embellecedores/protectores de los pasos de rueda, la presencia de faldones laterales y la utilización de neumáticos de gran tamaño -de 18 o 20 pulgadas en los acabados superiores- para otorgarle su imagen definitiva.

Otros detalles destacados son la nueva firma lumínica frontal, los grupos ópticos traseros con efecto 3D e intermitentes dinámicos, las formas esculpidas de los parachoques o los tiradores de las puertas delanteras enrasados, de accionamiento automático.

En el interior, los ocupantes disfrutan de un espacio sin precedentes, muy confortable a tenor de las cotas disponibles, precedido de un ecosistema digital de nuevo desarrollo de nombre OpenR. Este está formado por un cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas, con cuatro modos de visualización, y una pantalla principal táctil de hasta 12 pulgadas, orientada verticalmente y resolución 4K.

El sistema multimedia (OpenR Link) basado en Android Automotive permite el acceso a muchos de los servicios desarrollados por Google, como Google Maps y las aplicaciones asociadas a Google Play, así como a las funciones específicas de la plataforma My Renault y al asistente de voz integrado. A su vez, dispone de dos tomas USB tipo-C y una de 12V en el reposabrazos central flotante, y dos tomas USB más destinadas a los pasajeros de los asientos traseros. La parte inferior de la pantalla multimedia acoge una serie de mandos de función y la calefacción, situándose a continuación una bandeja para la recarga por inducción del teléfono móvil.

Fruto de su nueva estrategia, Renault también aspira a convertirse en un modelo en lo concerniente a sostenibilidad. Un principio que no sólo sitúa el foco en los procesos de fabricación, sino que trasciende a otros ámbitos como el de utilización de materiales cien por cien reciclados en la confección de textiles para las tapicerías y otros componentes empleados en su construcción o en términos de gestión energética.

El nuevo “Mégane Eléctrico” iniciará su etapa comercial ofreciendo dos niveles de potencia y dos conjuntos de baterías de distinta capacidad. La variante de acceso estará formada por la combinación de un motor de 96 kW (130 CV) que genera un par motor máximo de 250 Nm, y una batería de 40 kWh. La distancia que puede recorrer el vehículo con una sola carga es de 300 kilómetros. La opción más prestacional equipa un motor de 160 kW (218 CV) y 300 Nm de par, asociado a una batería de 60 kWh lo que incrementa la autonomía hasta 470 kilómetros en situación de conducción real.

Renault ofrece un eficiente sistema de “frenada regenerativa a la carta” optimizando su función mediante cuatro niveles -sin frenado hasta una recuperación máxima- seleccionables mediante unas manecillas situadas detrás del volante.

Respecto a las soluciones y tiempos de recarga, existen variedad de opciones. Desde las domésticas más básicas (monofásica de 2,3 kW) hasta la posibilidad de utilizar una estación pública con suministro de corriente continua (DC) de 130 kW donde en 30 minutos se podría recuperar la energía necesaria para recorrer hasta 200 kilómetros. La opción más popular en este momento, sin embargo, corresponde a los cargadores wallbox de 7,4 kW, suficiente para que en una noche (unas ocho horas) el sistema realice una recarga prácticamente completa.

 

Autor
Redacción
Etiquetas
No hay etiquetas asociadas
Comentarios

Comente:
Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios serán revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente.

Publicaciones y blogs

MotorEnLinea.es emplea cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación en nuestra página web y para realizar mediciones estadísticas. Si está de acuerdo con su uso siga adelante con su visita. En nuestra política de cookies puede obtener más información.
ACEPTAR