BUSCADOR DE

TECNOECOLOGÍA Novedad

Diodos orgánicos: la revolución que viene

Redacción 01/05/2012
  • comentarios
  • Esta tecnología abrirá un mundo de posibilidades a los diseñadores

Si aún andaban familiarizándose con las luces diurnas y los faros de diodos LED, prepárense que ahí va otro palabro en forma de acrónimo: OLED. Esta tecnología en la que trabaja ya Audi es un paso más. Son unos diodos orgánicos emisores de luz” que están empezando a abrir un mundo de posibilidades a los diseñadores de los futuros modelos de la marca alemana.

Estos pequeños diodos disponen de unos cristales formados por polímeros orgánicos que tienen la particularidad de compartir propiedades con los semiconductores. Su espesor puede ser mínima, de unas milésimas de milímetro, y al tener un tacto pastoso, puede ocupar el espacio entre el ánodo y el cátodo con un recubrimiento que conduzca la electricidad.

El sistema en el que trabaja el equipo de Stephan Berlitz, jefe de Innovaciones en Iluminación y Electrónica de Audi encierra estos polímeros orgánicos entre dos placas de vidrio de apenas un milímetro de espesor y acoplado en un marco de metal. Cuanto más delgada se la capa, mayor es el brillo de la luz que se genera al aplicar un bajo voltaje en el campo eléctrico y se emplean distintos polímeros para obtener distintos colores. Incluso se puede obtener un efecto de tonos mixtos juntando varios colores porque éstos son transparentes, como sucede con la luz blanca.

El equipo que dirige Berlitz ha creado un grupo óptico trasero para el Q7 en el que hay cuatro pequeñas placas OLED de color rojo alineadas y otros ocho segmentos planos constituyen la franja curva de color amarillo para el intermitente. “Este efecto visual homogéneo no sería posible con los LED actuales, que son puntos de luz individuales que necesitan dispositivos ópticos adicionales, ya sean reflectores, conductores ópticos o bien ópticas de dispersión. Las superficies OLED son en sí mismas fuentes de luz. Pesan poco, se encienden muy rápidamente, generan una cantidad de calor muy pequeña, tienen una duración de varias decenas de miles de horas y no consumen más energía que los diodos emisores de luz. La tecnología OLED encaja perfectamente con Audi porque combina alta tecnología, máxima precisión y un súper diseño”, explica el responsable de la revolución lumínica protagonizada por los coches de Ingolstadt desde la aparición de los LED.

A pesar de todas esas ventajas glosadas por Stephan Berlitz, aún queda para que esta tecnología empiece a producirse en serie para los Audi. Hoy por hoy los diodos sólo pueden soportar corrientes de baja intensidad y el rango de temperatura aceptable para su buen funcionamiento termina a unos 80 grados Celsius. A pesar de ello ya se sabe que más pronto que tarde debutarán como luces traseras, aunque para que hagan las veces de luces de freno –cinco veces más brillantes que las actuales- aún habrá que esperar un poco más. En un futuro también se encargarán de la iluminación diurna y lateral.

Pero la imaginación de los diseñadores de Audi va más allá y sueñan con unos OLED tridimensionales. La idea con la que trabajan es conseguir formas libres mediante pequeñas placas en tres dimensiones y que podrían localizarse en cualquier parte de la carrocería, como puede verse en una maqueta del futuro Audi R8 OLED concept. Tiene bandas formadas por cientos de diodos orgánicos triangulares en sus laterales, en la trasera y en el interior de un coche transformado en una gran fuente de luz móvil.

La aplicación más psicodélica de esta tecnología es el swarm OLED que transforma la espalda del coche en una enorme pantalla con innumerables puntos de luz parpadeantes que se mueven como lo haría un banco de peces, siguiendo los movimientos del vehículo. Si el conductor gira a la derecha, los puntos de luz se mueven en esa dirección. Cuando el conductor frena lo hacen hacia delante, y cuanto más rápido se conduce, más intensos son los movimientos de los puntos de luz. Además de su función meramente estética, estos diodos también advierten al conductor que circula detrás de hacia donde nos dirigimos en cada momento.

La tecnología swarm OLED es otro escenario más de cara al futuro. La parte trasera del vehículo se transforma en una superficie iluminada con innumerables puntos de luz parpadeante que se mueven como lo haría un banco de peces, siguiendo los movimientos del vehículo. Si el conductor gira a la derecha, los puntos de luz se mueven en esa dirección. Cuando el conductor frena lo hacen hacia delante, y cuanto más rápido se conduce, más intensos son los movimientos de los puntos de luz. De esta manera, los faros OLED avisan de forma activa al conductor que circula detrás de lo que está haciendo el vehículo que le antecede. Como dice Berlitz: “su apariencia es sensacional, pero también son un elemento definitivo de seguridad”.

 

Acerca del autor
Redacción
autor
Compartir



Etiquetas
No hay etiquetas asociadas
Comentarios

2. Creo que esto mas bien será un motivo de distracción en la carretera y por consiguiente hasta de mas accidentes, es lo que me parece, no significa que tenga razón... que mas da 03/06/2012 22:19:44

1. Lo mires por donde lo mires, la iluminación led es la más económica y ecológica de cuantas existen en la actualidad. En www.buyleds.es te ayudamos a ahorrar en la factura de la luz. Bombillas Led 14/05/2012 18:53:15

  • 1

Comente:
Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios serán revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente.

Desde

Datos técnicos

Vídeos

Lo práctico no está reñido con la elegancia El Nissan X-Trail se reinventa Nuevo Nissan Juke, especie protegida Nuevo Passat, un paso al frente
La Vespa Sprint y Primavera, ahora con ABS El eco de sus conquistas Está para ti El Piaggio Beverly amplía su círculo de influencia
El Nemo más seguro Ajustando costes El Opel Vivaro y Movano están de estreno Más renovaciones en Renault
"Un modelo rompedor" Semana mágica en Audi Faycan Motor es Toyota en Fuerteventura "Va a seguir siendo un producto ganador"
Apuesta por el ahorro En pos de un mayor ahorro El hidrógeno, el combustible del futuro 750 Nm de par desde 1.250 y 2.000 vueltas
Moya preparada para acoger una cita histórica GT y R4 seguirán en el CERA en 2015 Martín-Sosa, de otra galaxia Calidad en todos los frentes